Chutney, ¿dulce o salado?

Para definirlo un chutney es agridulce, algo parecido a una confitura que se prepara con frutas o verduras y que lleva especias y azúcar por lo que es muy aromático. Este bombazo de sabor viene desde la lejana India, allí lo llaman chatni y significa “para chupar”. Y así justo es como está cualquier chutney de los nuestros, para chuparse los dedos.

Nosotros nos hemos atrevido con unas cuantas variedades de chutney. Comenzamos hablando del chutney de cebolla, compuesto además de por lo evidente, por naranja, azúcar moreno, vinagre, pimienta negra, aceite de oliva y pasas, esto lo hacen un aderezo perfecto para unas piezas de, por ejemplo, secreto a la brasa…

Si seguimos por la brasa y nos vamos a algo de morcilla, no podemos dejar de acompañarla con el de pimiento rojo, que lleva también cebolla, azúcar moreno, vinagre, pimientas, ajos, aceite de oliva y Cayena que le da una potencia perfecta para maridar con una morcilla de esas que parecen dulces por el toque de canela.

chutney

El siguiente que os presentamos lleva manzana y pimiento su azúcar, vinagre y pimientas, pero su principal ingrediente es el mango. A nosotros este nos va perfecto para un atún rojo, poco hecho, bien jugoso. Un toque por encima de nuestro chutney y unas lascas de Sal Maldon, casi podemos saborearlo. Del mango nos vamos al chutney de melocotón. Acompañado en su elaboración de cebolla, frambuesa, azúcar moreno, vinagre, pimienta negra y rosa perfecto para un buen pan tostado, así sin más, no necesita más, un buen pan y el desayuno perfecto.

Probablemente nuestro chutney favorito

Para el final hemos dejado el chutney de puerro y ajos fritos, probablemente el más especial de todos. Está elaborado con, por supuesto, puerros, manzana y limón azúcar, vinagre, pimientas, ajos, aceite de oliva y pimentón dulce. Con todos estos ingredientes el resultado es simplemente indescriptible, el ajo que se apodera pero de manera suave compenetrado perfectamente con el puerro y el toque del limón. Es un chutney que acompaña de manera excepcional a un foie, un queso, o metido en una receta de pescado en papillote, pero si nos tenemos que quedar con una combinación ganadora, elegimos el matrimonio con Ternasco de Aragón.

Unos tournedós de Ternasco de Aragón, sin tonterías, a la plancha. Una pieza, el tournedó que por sabrosa y jugosa no necesita nada más. En la receta de Paula Durán para Grupo Pastores que os enlazamos está acompañado de patatas al romero y cebolla caramelizada. Nosotros os aconsejamos acompañarla de nuestro chutney también. Os sorprenderá mucho la combinación.

Ahora que os hemos dado unas cuantas ideas de qué hacer con cada chutney, esperamos vuestras propuestas. Nos encantará compartirlas en nuestras redes sociales

Deja un comentario

Item added to cart.
0 items - 0,00